Susurros del 31 de Enero

Por Martín Avalos (aynilibros@gmail.com).

“Tú que puedes, vuélvete / me dijo el río llorando (…) quién pudiera ser llanura!”*

No hay manera de olvidar esas palabras. Palabras que llaman al estado primero de la energía. Esa que aún era (y es) quietud. La de la cima. La del viento y la alta mirada.

“Soñé que el río me hablaba / con voz de nieve cumbreña / y dulce me recordaba / las cosas de mi querencia”

La Voz viene de los Alto. Nos habla con cariño. Nos recuerda las cosas queridas por nosotros.

La sensación térmica bajo el techo de chapa supera los 40 grados. Los confusos del mundo siguen gritando desastres y dejando miles de víctimas. Mujeres, niños, ancianos, montes, mares… y también hombres blancos maduros.

Miro el horizonte y mi vista sólo alcanza 7 u 8 metros y observo un enmarañado de ramas y hojas de piquillín, algarrobo, tala y espinillo. Este es el verdadero Ñaupa Pacha, pienso. Respiro paz y pena. No todos vemos lo simple, no?

Notas

*Tú que puedes, vuélvete. Canción de Atahualpa Yupanqui.

-Atahualpa Yupanqui nacía un 31 de enero de 1908 bajo el nombre de Héctor Roberto Chavero. Poeta, escritor y músico.

-Ñaupa Pacha: tiempo pasado en quechua. Según la cosmovisión andina, se sitúa delante nuestro. “delante de mí va mi padre y el padre de mi padre”, dicen.

Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here
A %d blogueros les gusta esto: