Este es el ejemplo de un texto alternativo

Los encantos del Norte cordobés

Recorrer «Córdoba Norteña» constituye una oportunidad única de conocer sus ciudades y pueblos; su historia e identidad cultural. Es una de las regiones más fascinantes y paradójicamente, menos exploradas del territorio provincial.



A unos 160km de Córdoba se encuentra la Estancia Guayascate, con el Cerro Colorado custodiando nuestra visita, allí
podemos recorrer nuestra historia, realizar un reconocimiento de morteros aborígenes y relajantes paseos a pie por
senderos auto-guiados de flora autóctona.
Allí también desgustaremos gastronomía típica, asado criollo, postres tradicionales y todo de la mano de los anfitriones que trabajan para que el visitante tenga una experiencia vivencial diferente.



Tirolesas y descubrimiento arqueológicos forman parte de este recorrido que luego continua a 20 km en el Cerro
Colorado. Allí una guía nos llevará a realizar un breve recorrido a pie por los aleros con pinturas rupestres. Más tarde, en el pueblo pasaremos por el Museo Arqueológico, el Museo de Don Atahualpa, la capilla y luego haremos una parada a almorzar en el Restaurant La Salamanca, un lugar diferente que se encuentra en Casa Pozo, un lugar ancestral con comida típica, empanadas, humita y budín de pan son algunas de las delicias caseras que se ofrecen.



Descansamos y al día siguiente llegamos a Tulumba, un “Pueblo de la Historia”, ambientado con elementos característicos de principios del siglo XX, genera la sensación de estar detenidos en el tiempo, calles empedradas,
farolas antiguas y añejas edificaciones que nos conducen por los caminos de la historia y las huellas. La Iglesia Nuestra Señora del Rosario, las ruinas de la Antigua Capilla, el Museo Runa Huasi y la Casa de los Reynafé, son otros de los atractivos que podemos recorrer.
El tercer día, nos trasladamos a Villa del Totoral, y realizamos un pintoresco y tranquilo paseo en bici por el centro histórico para apreciar las Casonas de Totoral. Esta ciudad constituyó una localización estratégica a la vera del Camino Real el cual recorría casi la totalidad del Virreinato del Río de la Plata, puesto que unía el Alto Perú con la Ciudad de Buenos Aires, conformando las antiguas casonas en la actualidad, un testimonio latente de los aconteceres del Virreinato durante los S XVIII y XIX.



Finalmente, volvemos hacia Colonia Caroya para visitar la Bodega Terra Camiare, con una cata de vinos y comidas
típicas friulanas finalizamos esta experiencia vivencial en el norte cordobés.


Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here