Se perdió todo, ¿y ahora quién nos ayuda?

Stella Maris Castro vio su casa convertirse en un río y perderse todos sus objetos de valor. Computadoras, libros, camas, muebles, etc. Una realidad común a toda la región.



Mientras el Gobierno Provincial promete ayudas, ella busca certezas más allá de las palabras políticas: «Mi intensión es que se difunda en forma masiva y que el gobierno nacional o provincial mande ayuda efectiva. Por mi casa no vino nadie. Tengo 5 hijos que perdieron todo y ninguna autoridad se molesto en llegarse a tomar contacto personal».

La propiedad sufrió como pérdidas la caída de 100 mts de pared. Se arruinó un auto, una moto y no me sano un solo mueble. No tiene camas, sillas, mesa, roperos, en su domicilio funciona su estudio jurídico y no le quedo nada seco.

Quien pueda colaborar con esta familia, puede hacerlo llamando al 3513892857.



Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here
A %d blogueros les gusta esto: