Cuestiones Pendientes: palabras sobre Ideario de Matilde Ramos

Cuestiones Pendientes: palabras sobre Ideario de Matilde Ramos*

Por Martín Avalos (aynilibros@gmail.com). La espontaneidad puede resultar un medio para… “espontaneidad, primer paso de un…”. Matilde con su Ideario, pareciera, habita la espontaneidad como un fin. Un estadio en el que se siente cómoda y no pretende abandonar, antes bien, visitar en cada oportunidad que se presente; es allí donde encuentra libertad y, quizás, seguridad. Seguridad para sentirse insegura de ser necesario.

En un punto, su andar solitario no lo es tanto, y nos hace partícipes, nos convida a su juego: “Este libro de bolsillo fue editado y publicado por su autora a gusto y placer de intercambiar la hermosa acción de jugar con las palabras”.

Estéticamente llama a una lectura completa. Agradable. Psicológicamente se percibe un vuelco más profundo a partir del poema cuatro ESTOY DESPERTANDO LAS MARIPOSAS / EN UN VIENTRE MALTRATADO Y PROMINENTE / CON MARCAS DE AMOR Y VERGÜENZA… el temor es que ese despertar sea un PENSAMIENTO ENGAÑOSO (primer verso), pero si así fuere el REMORDIMIENTO SIN CULPA será el consuelo. Por otro lado existe el…AHOGO EN UN COMPLEJO SIN FIN DE NADA / IMAGINARIA NO TAN COBARDE, ACEPTABLE. / APRENDIENDO A HUNDIRME SIN CULPA… de la segunda mitad de ideario. El despertar de quien ya no se privará de nada, al menos de pensamientos y emociones.

Su voz nos anuncia el acostumbramiento a esas elucubraciones y, es más, su vuelta en placer. LA SOLEDAD SE DESPRENDE / LAS PALABRAS ENTRAN AL PEQUEÑO ESPACIO / AHORA, ILUMINADO. / DISFRUTO LO DESEABLE… ME DEJO LLEVAR, FLUIR / LA NADA AHORA ES UN CAMINO ABIERTO / LLEGA ESE MOMENTO, / VUELO Y VEO, SIENTO MÁS ALLÁ DE LOS PASOS / MÁS ALLÁ DE LA NADA MISMA. Una declaración de rebeldía. No en un sentido de irresponsabilidad y negligencia como se le suele atribuir, sino como una necesidad de cambio de lo existente. Y plantearlo en esos término poéticos, querida Matilde, suele ser el método para que LAS PALABRAS ENTREN AL PEQUEÑO ESPACIO, AHORA ILUMINADO.

Luego de los diez primeros poemas de Ideario, Matilde nos regala una selección de versos de dispares fechas. Allí la vos poética, la espontaneidad, el juego no desaparece; se confirma. Como lo hace aquellas mariposas que a ella le revelan su secreto: MARIPOSAS INQUIETAS /ALBOROTADAS / DESPRENDIDAS / TAN SOLO /MARIPOSAS. Porque en la necesidad de cambio y rebeldía también convive la aceptación de ciertos estados que no se alterarán, pues la aceptación tiene que ver con el Amor: A MENTE OCUPADA AMARTE ES / IMPOSIBLE / A MAR ABIERTO VOY A LLEGAR / UNA Y OTRA VEZ / PERO NADA MÁS. Aquél eterno retorno, eternidad. Por lo que no existe la tardanza: HOY NI NUNCA SERÁ TARDE / PARA ENCONTRARTE.

Y no todo es necesidad de cambio y aceptación. En esta convivencia entre el acepto y el renuevo, la espontaneidad y su reacción también se hacen presente. A la injusta violencia del opresor, surge la justa violencia del oprimido, en su poema más duro quizás:

Cerrado – Abierto

CIERRO LOS OJOS PARA NO VER TU PUÑO
Y TU LEGIÓN DE FANTASMAS
CIERRO MIS MANOS CON IRA
Y DEVUELVO TU GOLPE
ABRO MI BOCA PARA GRITAR
DESATO LAS CADENAS QUE ME ATAN
A TU ESTADO.

Por ciertas vivencias, se torna necesario el “Silencio: ESPERO EL INVIERNO PARA PENSAR MIS DÍAS”. Ese silencio que no será el fin de Matilde, sino el medio para reinventarse o renovarse (que no es tan dispar) y poder cumplir con sus “Pendientes”:

Pendiente
REENCONTRAR MI INOCENCIA
REIRME HASTA CAERME DE LA SILLA
RODAR EN LA HIERBA MOJADA
REINVENTARME, SIEMPRE
SON ALGUNOS PENDIENTES CON LA LETRA “R”
– ¿y EL ESTADO?
– MARAVILLOSO, MATILDE, MARAVILLOSO.

*Texto escrito para el presente Poemario e incluido como posfacio del mismo.
Matilde Ramos, jujeña, vive actualmente en Colonia Caroya- Cba.

Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here
A %d blogueros les gusta esto: