Coro Municipal de Salsipuedes festeja aniversario en Auditorio Virtual

Para quienes hoy se ocupan del estudio de las interfaces y las mediaciones, la idea del espacio virtual, sus materialidades y sus limitaciones, se encuentra bajo el efecto de una dislocación intempestiva desde el momento en que se impuso el confinamiento a partir de la pandemia.

Para Jimena Tobi,(UBA) contemplamos como “se apaga el espacio público”, al mismo tiempo que se introducen nuevas reglas de utilización de los espacios públicos urbanos bajo la forma de una restricción. Se asiste de este modo a una reorganización de nuestras propias interacciones bajo una forma mediatizada.

Para Carlos Scolari, (Universitat Pompeu Fabra de Barcelona), asistimos al rediseño de interfaces que permitan el pasaje del mundo real al mundo virtual, experiencias culturales de pandemia en todo el mundo muestran intentos por llevar el museo a las redes, abrir los centros culturales, bibliotecas y grandes exposiciones en las nuevas materialidades mediadas por la virtualidad. La música, y puntualmente las experiencias propias de la actividad coral, no están exentas de este contexto.

Un caso particular es el que transitan los integrantes del Coro Municipal de la localidad de Salsipuedes quienes han visto modificado radicalmente su espacio cotidiano de encuentro en lo material, pero han trasladado el ritual del encuentro coreuta a nuevas formas de interacción.

 

 

Las primeras voces: 6 años de historia en cantada

El 15 de Agosto de 2014, en el Centro Cultural del Parque de Salsipuedes, por iniciativa de la profesora Silvia Lo Iacono y del profesor Fabricio Aballay, comienza un taller coral gratuito con el fin de reunir a personas con ganas de cantar, de aprender y brindar en algún momento un repertorio de música argentina y latinoamericana a la comunidad.

“La historia del coro es un poco más una historia personal que la historia de una institución porque tiene que ver con la mudanza familiar de Fabri, mía y de nuestros hijos. Nos venimos de Córdoba en marzo del 2014, en el día de la mujer nos mudamos, y la idea surge porque nosotros siempre estuvimos vinculados a la actividad cultural, de la música, de la danza, de plástica, del arte general. Sabíamos que no podíamos venir a vivir de Córdoba capital y sabíamos que no podíamos llegar a vivir a Salsipuedes solamente a dormir y volver a trabajar a Córdoba. Entonces, a los chicos los cambiamos a la escuela de acá, a nuestros trabajos no los podíamos cambiar pero era integrarnos al pueblo y sabíamos que integrarnos al pueblo no era solamente vivir acá y compran en los comercios sino  integrarnos a la comunidad y en la vida cultural del pueblo entonces una de las ideas fue empezar con un coro. Así fue como preguntamos en el salón de Turismo si podíamos hacer un coro allí, nos dijeron que sí, que era una de las actividades que no había en el pueblo, empezamos de manera gratuita porque desde nuestra incursión en los coros en la época que nosotros éramos jóvenes, los coros  eran gratuitos, eran universitarios y  gratuitos, ahora hay otra onda, ahora se paga para ir al coro. Entonces empezamos ahí ese año, el 15 de agosto del 2014 y en ese año, en diciembre teníamos entre 10 y 13 integrantes, en su mayoría mujeres y creo que había dos varones, si no me equivoco”, recuerda Lo Iacono sobre los comienzos en el salón del Parque.

Así el coro da inicio a sus primeros ensayos. Al puñado de voces que en un principio se reunía cada semana para interpretar temas del Cancionero Popular Latinoamericano, de a poco se irían sumando voces, hasta reunir unas 25 personas. Es entonces, en agosto del 2015, cuando el intendente Sergio Cornejo los reconoce como “Coro Municipal Salsipuedes”, declarando sus actividades de interés cultural y municipal.

El 22 de agosto de 2015, el coro estrena su primer concierto bajo la denominación de: Coro Municipal Salsipuedes “Cantar me hace feliz”, en Complejo Cultural Ancón.

 A finales del año 2015, el 12 de diciembre, el Coro Municipal Salsipuedes estrena en la sala de convenciones del Hotel Orfeo Suits el concierto “Navidad Nuestra” junto a La “Camerata de las Sierras” y el grupo andino Kumara.

Al año siguiente, y bajo la gestión del intendente Marcelo Bustos, el coro recibe un gran impulso y el grupo se consolida, seguidamente se propone trabajar en un concierto para Semana Santa que se denominó  “De la memorias y el olvido”, en coincidencia con  la conmemoración de Semana Santa y 24 de Marzo.En esa oportunidad se interpretaron obras del repertorio clásico, teniendo como invitada a la Mezzo soprano Nanzi Tortone, continuando con obras de Yupanqui ,Piazzolla y Mozart , también junto a la Camerata de las Sierras.

Durante ese año el coro se da a conocer en encuentros corales junto a otras agrupaciones y al año siguiente estrena un concierto con un repertorio dedicado a la mujer y de compositoras mujeres. enmarcado en la declaración “Ni una menos” De ese modo, aprovechando el cumpleaños del coro, se pone en escena “Ni una voz menos” teniendo como invitadas a las artistas María Fernanda Juárez, Sonia Amaya, Graciela Sanchez, y Laura Vertora. En esa oportunidad, la música es en homenaje a  Violeta Parra ,Guadalupe Moreno, Chabuca Granda.

 A fines de ese año se reestrena la “Navidad Nuestra”, esta vez en la Capilla de Salsipuedes y se agrega concierto del compositor italiano Arcángelo Corelli opus 6 Nº 8, compuesto especialmente  para la noche de navidad.

Sino cantar…

¿Cómo recuperamos eso que se pierde?, se plantea Mariano Fernández, investigador de la Universidad Nacional de La Plata.Inclusive si bien, de algún modo estábamos preparados para reencontrarnos virtualmente, en este encuentro se pierde algo del orden de los cuerpos, la importancia del cuerpo como forma de comunicación en términos de presencia es sin duda alguna imposible de soslayar.

¿”Qué más hacer en esta tierra incendiada, sino cantar”? pregunta por su parte el cantautor rosarino Jorge Fandermole. A falta de rituales que involucren la presencia del otro, la dirección del coro Municipal ha encontrado el modo de no dejar de cantar y a través de audios y tutoría virtual, que incluye en ensamble y edición digital de las voces, el repertorio no ha dejado de crecer y sonar en plena cuarentena.

Sobre los ensayos en pandemia Silvia Lo Iacono comenta: La verdad es que fue muy, muy duro porque  una de las cosas más importantes de la actividad coral es el encuentro con el grupo con lo que uno comparte en el deseo de cantar, la socialización es uno de los pilares de la actividad coral, tuvimos que pensar una manera, pensar en momento del ensayo  y Fabri (Aballay) decidió que ese momento iba a seguir siendo el día en que nos encontramos semanalmente, que  cada uno iba a estar en su casa conectado con la actividad, conectado con los audios, conectado con las partituras, cada uno escuchando los audios, escuchando, practicando, escuchando ahora su propia voz y ¡oh, sorpresa!, resultó muy, muy positivo porque cada uno empezó a escuchar su propia voz en soledad, se empezó a grabar, se empezó a corregir escuchando audios con las devoluciones  que Fabri les hace individualmente, algunos vicios, algunas inflecciones que no eran correctas para las obras que estábamos abordando. Entonces fue un trabajo individual, que en la masividad del grupo es difícil de hacer en épocas comunes, eso sirvió, sirvió mucho, creo que ha habido un crecimiento de un trabajo con la voz individual, con la voz propia, este proceso se nota mucho en las devoluciones que cada uno ha hecho en las grabaciones que le mandan a Fabri.

Pero bueno, lo que sí nos falta es la adrenalina de la actuación, la vivencia que tenemos cada vez que vamos a un escenario y nos preparamos, nos arreglamos, nos encontramos…, los nervios previos a la actuación, el placer de estar sobre el escenario, el festejo después de estrenar una nueva canción. La verdad que el estreno de las de las obras en video es una cosa bonita, a mí me encanta, queda lindo y uno le puede volver a ver, pero no es lo mismo que estar en el escenario, de verdad que no es lo mismo, lo que más extraño es el escenario”, reconoce nostálgica Silvia.

De este modo, el próximo fin de semana el coro se apresta al festejo de un nuevo cumpleaños, celebración doble ya que la Agencia Córdoba Cultura ha invitado al director Fabricio Aballay a presentar sus trabajos hechos en cuarentena, a través de un ciclo de difusión de artistas que están haciendo a través de Facebook, YouTube e Instagram. Oportunidad en la que se difundirán los trabajos con el coro, que ya ha venido estrenando de manera local y a través de las redes, varias canciones del nuevo repertorio. El evento que será el domingo próximo 16 a las 21 hs.

Mientras las nuevas notas de voz con la buena nueva van llegando, puntuales, en el horario de ensayo, Aballay comparte su entusiasmo con los coreautas en virtualidad, y pide un esfuerzo para llegar con la huella, los audios y los videos; mientras pone la pava y espera con ansiedad las primeras notas que no tardan en empezar a llegar.

Tienes que añadir un widget, una fila o un diseño preconstruido antes de que puedas ver algo aquí. 🙂

 

Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here
A %d blogueros les gusta esto: