Alberto Fernández: «No vale todo, no todo está permitido»

El Presidente llamó a la «reflexión» de los policías bonaerenses que se manifestaron porque «no vale todo, no está todo permitido» a la hora de demandar.

El presidente Alberto Fernández dijo hoy que es «un hombre de diálogo» y escucha «todos los reclamos y necesidades», pero llamó a la «reflexión» de los policías bonaerenses que se manifestaban hoy en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires porque «no vale todo, no está todo permitido» a la hora de demandar.

En un mensaje desde la Residencia de Olivos, el jefe del estado se dirigió a los policías en protesta: «Les pido amigablemente, democráticamente que depongan esta actitud», dijo.

«La democracia es el único camino y la constitucionalidad es la única forma de resolver el problema», añadió.

Fernández anunció la creación de un Fondo de Fortalecimiento Financiero para la provincia de Buenos Aires y dijo que para eso se traspasará al ámbito bonaerenses un punto de la coparticipación excedente de la ciudad de Buenos Aires para el sostenimiento de su fuerza de seguridad, que es parte de los fondos que el Estado nacional otorgó cuando se traspasó la policía a su órbita.

El anuncio presidencial se produjo tras la reunión que Alberto Fernández mantuvo esta tarde en Olivos con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, e intendentes de la primera y tercera secciones electorales de la provincia.

«Aspiramos a que con un punto de coparticipación que estamos cediendo a la provincia de Buenos Aires podamos constituir un fondo con el objeto de que tenga recursos y derive parte de ellos al Plan de Seguridad, ya no solo en el conurbano, sino a toda la provincia y que parte de esos recursos vaya a recomponer el salario de los efectivos bonaerenses», explicó el mandatario.

A renglón seguido, aclaró que el traspaso de ese punto, de los 2,1 de coparticipación que recibió la Ciudad en su momento para el sostenimiento de la Policía porteña, lo venia conversando con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

«Lo hablé muchas veces con el jefe de Gobierno de la Ciudad, nadie puede parecer sorprendido por lo que estamos anunciando», dijo, y planteó la necesidad de «equilibrar» los recursos que reciben la Capital y la provincia de Buenos Aires.

En ese marco, aclaró a los porteños que la administración de Rodríguez Larreta «va a seguir recibiendo del Estado nacional los fondos para cubrir los gastos del funcionamiento de la Policía de la Ciudad».

Rodeado por ministros del gabinete nacional, legisladores y de intendentes del conurbano, oficialista y de Juntos por el Cambio, Alberto Fernández afirmó que la presencia de efectivos policiales en torno a la Residencia de Olivos «generó intranquilidad» en la sociedad, pero remarcó que la institucionalidad «nunca estuvo en peligro».

«Cuando veo frente a la residencia de Olivos tantos patrulleros, pienso este no es el modo, por lo tanto, espero que reflexionen», subrayó.

El presidente aseguró además que confía en que los miembros de la fuerza policial bonaerense «acompañen» al Gobierno nacional «en este momento tan difícil» que enfrenta el país por la pandemia de coronavirus y que adviertan «el esfuerzo que se está haciendo para mejorar los salarios y «construir un país más equilibrado».

Alberto Fernández dijo ser «sensible» frente a la demanda, sostuvo que «hay que darle una respuesta» al atraso salarial de los efectivos provinciales, pero advirtió que «no vamos a aceptar este modo de protesta».

«Les pido amigablemente, democráticamente que depongan esta actitud», enfatizó el mandatario para sostener que «la democracia es el único camino» y «la constitucionalidad es la única forma de resolver el problema».

El jefe del Estado, agregó que «parte de las necesidades de los bonaerenses es tener garantizada la seguridad, y para eso hay que tener una buena policía».

En su mensaje, desde la residencia de Olivos, el mandatario sostuvo que «gobernadores, intendentes, todos queremos ir resolviendo los problemas que la Argentina tiene, pero vamos a hacerlo con las reglas de la democracia y respetando la institucionalidad».

Del anuncio en Olivos, estuvieron los intendentes y las intendentas de Escobar, Ariel Sujarchuk; General Rodríguez, Mauro García; General San Martín, Fernando Moreira; Hurlingham, Juan Zabaleta; Ituzaingó, Alberto Descalzo; Luján, Leonardo Boto; Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; Marcos Paz, Ricardo Curutchet; Mercedes, Juan Ustarroz; Merlo, Gustavo Menendez y de Morón ,Lucas Ghi, entre otros.

Repudio de referentes opositores al accionar policial

Legisladores nacionales, partidos políticos de la oposición y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, calificaron hoy de «inadmisible» la protesta de efectivos de la Policía Bonaerense en la Quinta de Olivos.

Legisladores nacionales, partidos políticos de la oposición y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, calificaron hoy de «inadmisible» la protesta de efectivos de la Policía Bonaerense en la Quinta de Olivos y advirtieron que «postales» como esa «retrotraen a las noches más oscuras de nuestra historia reciente».

Rodríguez Larreta escribió en su cuenta de la red social Twitter: «No es la forma ni el lugar», y sostuvo que «es inadmisible la presencia de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la Quinta Presidencial de Olivos».

«El reclamo salarial debe ser canalizado en el ámbito que corresponda», expresó, y manifestó que «el diálogo es el camino».

El presidente del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica-ARI, Maximiliano Ferraro, afirmó en la misma red social que «es inaceptable la presencia de policías bonaerenses en la Quinta Presidencial de Olivos», aunque aclaró que «el reclamo salarial es justo y debe ser resuelto por las autoridades provinciales».

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio del Senado, Luis Naidenoff, dijo a su vez que «hay que enviar una señal muy fuerte». «El derecho de protesta debe encauzarse en los canales institucionales de la Argentina», sostuvo, y reclamó que «en esta Argentina que vive en un péndulo de extremo a extremo, las pasiones no nos ganen».

Y el senador nacional radical Martín Lousteau reclamó «bajar el nivel de la confrontación y el agravio fácil» y agregó que «la protesta policial debe hacerse en el marco del respeto y la subordinación a las autoridades democráticas».

El presidente del bloque radical de la Cámara de Diputados, Mario Negri, aseguró que «un reclamo laboral de quienes deben trabajar por la seguridad de los argentinos es legítimo», pero advirtió que «es inaceptable que su canal de expresión sea una manifestación de los uniformados ante la Quinta de Olivos», pues «no se puede poner en jaque las instituciones democráticas de ese modo».

El diputado Facundo Suárez Lastra (UCR) afirmó que «la Quinta de Olivos no es el lugar donde el personal de la policía de la Provincia de Buenos Aires debe hacer sus reclamos. Este accionar genera incertidumbre y preocupación. No es el momento, el lugar ni el modo».

Por su parte, el también diputado nacional del radicalismo Fabio Quetglas subrayó que «los reclamos siempre deben guardar una proporcionalidad; más aún en servicios públicos y por supuesto más si se trata de fuerzas de seguridad».

Otro diputado nacional de la UCR, Emiliano Yacobitti, sostuvo que «el reclamo salarial de la Policía de la provincia de Buenos Aires es razonable y debe ser atendido, pero siempre en el marco del respeto de la legalidad y la subordinación de las fuerzas de seguridad a las autoridades democráticamente elegidas».

Su correligionario Juan Martín, diputado por Santa Fe, expresó: «No corresponde una movilización de las fuerzas de seguridad en la Quinta de Olivos. Nunca. Para salir adelante necesitamos de forma urgente diálogo serio y predisposición política. No lleva a ningún lugar la victimización ni echar leña al fuego frente a reclamos legítimos».

Otra diputada de la UCR, Dolores Martínez, sostuvo que «la incapacidad por parte del Ministerio de Seguridad de la provincia de canalizar los reclamos de las fuerzas de seguridad no debe prestarse a presiones de esta naturaleza rodeando la residencia presidencial. Los reclamos justos por las vías adecuadas».

Y su colega de la Coalición Cívica Mariana Stilman afirmó en Twitter: «Más allá de la legitimidad de los reclamos, las fuerzas policiales deben viabilizar los mismos por vías institucionales y con diálogo y no por vías de acción o de fuerza».

El bloque de diputados nacionales del PRO consideró que «la presencia de efectivos armados alrededor de la Quinta de Olivos solo deslegitima el reclamo justo de la Policía de la Provincia», e hizo un llamamiento a las partes «a darle una salida al conflicto por el bien de todos los bonaerenses».

La bancada que encabeza el exministro de seguridad bonaerense Cristian Ritondo expresó esos conceptos en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara y ex titular del bloque macrista en Diputados, Alvaro González, escribió: «El reclamo salarial de la policía debe ser escuchado, el gobierno provincial debe poner todo el empeño para resolver este conflicto».

La diputada nacional bonaerense Silvia Lospennato, secretaria parlamentaria de la bancada del PRO, instó a «que un reclamo legítimo no se transforme en un acto ilegítimo» y dijo que «el derecho constitucional de peticionar a las autoridades debe partir del respeto irrestricto a las autoridades legalmente constituidas. Sí al legítimo reclamo policial pero no de cualquier forma».

El diputado nacional del PRO Ezequiel Fernández Langan expresó: «A favor del legítimo reclamo de la policía bonaerense. El lugar para hacerlo no es en la Quinta de Olivos».

La Unión Cívica Radical (UCR) de Capital Federal afirmó en un comunicado firmado por su presidente, Guillermo de Maya, que «en democracia es inadmisible» que policías con armas de fuego «provistas por el pueblo para defender al pueblo» rodee la Quinta de Olivos, y destacó que «postales como las de hoy nos retrotraen a las noches más oscuras de nuestra historia reciente».

El texto también lleva la firma de los legisladores porteños Juan Nosiglia, Leandro Halperín, Diego Weck, Marcelo Guouman y Ariel Álvarez Palma, los diputados nacionales Emiliano Yacobitti y Dolores Martínez y las auditoras Generales de la Ciudad, Raquel Herrero y Mariela Coletta.

Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here
A %d blogueros les gusta esto: