La epopeya de “La Sanmartiniana”, restaurada y rescatada de Islas Malvinas (entrevista y fotos)

Un grupo de amantes del mar logró rescatar de Puerto Argentino, capital de Islas Malvinas, al velero “La Sanmartiniana”, hundido tras una tormenta en mar abierto. El relato y las fotos de uno de los marineros que detalla las tratativas con el gobierno Kelper, la persecución por un Typhon ingles de los aviones de civil que fueron a rescatar el velero (en Espacio Aéreo Argentino) y el trato con los isleños mientras reparaban lo mejor posible para salir navegando a la vieja usanza, solo con velas (el motor nunca pudo repararse), de la capital de las islas argentinas, todo en esta nota.

¿Cómo nace “la Sanmartiniana”?
El proyecto nació en 2013 y 2014, es un proyecto de Julio Urien, que es el presidente de Fipca (Fundación Interactiva para promover la cultura del agua), el eje integral del proyecto es integración y soberanía, ejercer soberanía. En base a esos ejes se trabaja la importancia del agua como eje de subsistencia, tanto el agua dulce como el agua de mar, con toda la riqueza que tiene el Atlántico Sur, no solo de riqueza ictícola sino petrolífera. En base a eso se inicia en 2014 la campaña, yendo de Buenos Aires a Posadas y luego de Posadas a Buenos Aires donde se inicia la campaña en el Atlántico, la oceánica, la anterior fue fluvial. En la primera etapa yo fui el capitán, se recorrieron aproximadamente 3500 kilómetros de litoral, y se transportaron unos 500 o 600 chicos aproximadamente, que se les daban charlas arriba del barco, incluso la copa de leche arriba del barco, en Posadas el Liceo Naval Militar Storni daba sus clases de vela arriba del barco, durante los 10 días que estuvimos operando en Posadas, Luego se tocaron unos 13 puertos aproximadamente, desde Posadas hacia Buenos Aires y luego dos puertos más desde Buenos Aires a Mar del Plata. En 2014 se hizo toda la campaña oceánica, llegándose hasta Ushuaia, yo no fui parte de esa campaña, si lo fue quien fue capitán en esta etapa de recuperación, Cacho Wetthestien, se tocaron unos 13 puertos y se quedó operando en Ushuaia seis meses. Se llevaron la misma cantidad de chicos, y en Septiembre del año pasado en el cruce de Isla de Los Estados Puerto Deseado se desata una tormenta y se pierde el barco. Estuvo un año en Puerto Argentino y en Junio se pone en contacto Fipca con la Gobernación de Malvinas y se presenta la acreditación del barco y se muestran los papeles de propiedad, se inician el pago de los gastos del acarreo y la estadía en puerto, en Julio va una delegación para ver el estado del motor, el casco las jarcias y ver si era viable la recuperación del barco, en Agosto Septiembre me integran a mi al plantel como voluntario para traerla, trabaje en Buenos Aires en preparación de piezas para traer el barco, viajo el 8 de Octubre a Puerto Argentino, junto a Juan Scotti que me iba a hacer toda la parte eléctrica electrónica, estuvimos un mes haciendo reparaciones en la parte electrónica y motor, además el casco y la cubierta que estaba bastante dañada por el remolque, jarcia y velamen que es la parte de los palos que es lo que propulsa el velero. El 12 de Noviembre llega el resto de la tripulación que eramos seis en total y seguimos con la reparación quince días y después zarpamos, con el barco en Emergencia, sin motor, salimos a vela de Puerto Argentino, algo jamás hecho en la historia náutica deportiva argentina. También es la primera vez que el Commonwealth y el Reino Unido devuelven algo a una institución argentina. El 3 de Noviembre nos devuelven el barco, hasta esa fecha estuvo en custodia de Aduanas de Puerto Argentino, que se hizo cargo del rescate y nos devolvió todo lo que tenía el barco menos lo que se hecho a perder y tuvieron que tirar. EL barco cunado lo abandonaron estuvo aproximadamente 25 días sin tripulación y a la deriva.

¿Cuándo pierden el velero y llega a Malvinas?
El velero se perdió el 15 de Septiembre, luego Fipca junto al gremio de portuarios chartearon dos vuelos civiles para rastrear la zona donde se suponía podía estar el barco, el último vuelo fue el 2 o 3 de Octubre, en ese vuelo lo intercepta un caza Typhon inglés basado en Mont Pleaseant (Malvinas) en espacio aéreo argentino, y el 8 de Octubre aparece en Malvinas. Por los registros que tenemos del barco que lo llevó a Malvinas, que es el Protegat, es un barco de la Gobernación de las Islas que hace control de pesca del calamar en la zona norte. Tenemos todos los trakking de la derrota de ese barco y en esa derrota figura el trayecto 60 millas al norte de Puerto Argentino y luego se dirige 210 millas al sur y según ellos encuentran al velero, cosa que no es así porque lo estaban rastreando y lo llevan a Puerto Argentino.
De allí en más la información fue de los mismos isleños que a través del Penguin News y de los Operadores de Clarín dijeron que el barco de “La Cámpora” había aparecido en Malvinas. Ya Clarín había dicho que era el barco de “La Cámpora”, lo cual también es una mentira que ha instalado Clarín. El barco pertenece a una Fundación. “La Cámpora” participó como participaron otras organizaciones como Quebracho, como Libres del Sur, como el Movimiento Evita, que tenían su espacio y su militancia política en el barco ya sea aprendiendo a navegar o tratando de que los chicos tengan un contacto con el medio marino.

¿Cómo fueron las negociaciones y el trato con los isleños?
El trato con los isleños fue de muy bueno a excelente, la persona que está encargada de Aduanas, Migraciones y barcos hundidos fue la que estuvo con nosotros, fue una persona que estuvo ampliamente a nuestro servicio, nos venia a ver dos veces por día, nos llevaba a comprar repuestos, nos prestó herramientas, la verdad es que fue un detalle no menor que dentro de las limitaciones que tenían nos dieron apoyo. Por lo menos esta persona quizás con una bajada de línea de sus superiores, pero ya de por sí una persona muy generosa que nos dio una mano muy grande y nos hizo todo un poco más fácil a pesar de que nos teníamos que arreglar con lo que teníamos. En
general el trato fue excelente de todo el mundo, de las dos partes, ellos entienden nuestra postura y en cierta firma uno tiene que aprender a pensar que hay gente allí que tiene entre seis y nueve generaciones, y lo sienten como un territorio propio. Nacen, viven y mueren en ese lugar. No hubo inconvenientes, todo fue tratar de solucionar nuestros inconvenientes, y también vieron nuestra buena predisposición de que no fuimos a hacer política ni a laterarles el orden a ellos.

¿Cuánto tiempo estuvieron en Puerto Argentino?
El 8 de Octubre llegamos a las Islas Juan Scotti y yo, y el 12 de Noviembre llegó el resto de la tripulación Scotti no volvió navegando, volvió en avión y nos esperó acá en Deseado los que si volvieron fueron …., fueron siete días, 168 horas de navegación. Salimos solo a vela de Puerto Argentino ya que el motor estaba clavado, la caja estaba rota. Yo ya sabía que debíamos descartar el motor desde un primer momento, pero bueno al ser un velero oceánico de dos palos es una nave hecha enteramente para navegar a vela no a motor. El motor es para hacer maniobras en puerto nada más y no para navegar en Alta Mar, salimos con todo el equipamiento
completo, con un timón de portuna porque el timón del barco hacia dos años estaba en aguas saladas y un año en Puerto Argentino y aparte estuvo 25 días a la deriva por lo que sufrió golpes de banda. Toda la singladura vinimos navegando con golpes de timón y golpes de orsa. Los dos primeros días de navegación tuvimos no una tormenta pero si vientos de entre 38 y 40 nudos, por lo que la tripulación los primeros días no durmió y los que nos podíamos recostar nos recostábamos 10 o 15 minutos con todo el equipamiento para ante una emergencia no perder tiempo vistiéndonos. Teníamos tres opciones, Mar del Plata, Deseado y Madryn, se opto por Deseado que era el que más garantías nos daba de que estábamos cerca de tierra firme. Uno de los objetivos de la Fundación era plantarse en Puerto Deseado y trabajar desde aquí que es lo que se está tratando de hacer. El barco ya se lo sacó a tierra firme para hacerle una recorrida, se le sacaron los palos y se desarmó para hacerle una revisión de casco, timón, orsa, para hacerle una media vida y en seis a ocho meses comenzar nuevamente a navegar en la parte oceánica.

¿Cómo fue el incidente con un avión de guerra inglés?
Mis registros fotográficos muestran al Typhon poniéndose a la par del avión civil, fueron tomadas desde la cabina del avión civil y fue según tengo entendido yo en Espacio Aéreo Argentino, sino fue en Espacio Aéreo Argentino fue en Espacio Aéreo internacional, no fue dentro de la zona de Exclusión y sabían perfectamente que si entraban en la zona de Exclusión podían llegar a tener problemas. Creo que no hubo ningún tipo de contacto ni ayuda del Gobierno, lo único que se ha hecho es a nivel Cancillería la traducción de la documentación que se envió a Malvinas, a mi me hicieron un poder que presenté para que me entregaran el velero, eso requirió una traducción legal que yo ví tenía membrete del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, y para llevar adelante las negociaciones los británicos se basaron en leyes propias de las islas no en leyes del Reino Unido. También hay un antecedente en ese sentido, se apelaron a leyes de 1800, no hay antecedentes de devolución de una embarcación requisada o dejada a la deriva.

¿Tuvieron ayuda del Gobierno anterior o del actual?
Con el actual Gobierno no hay ningún tipo de relación, con el Gobierno anterior hubo algún trato pero de manera esporádica. NO es que el barco representaba a intereses del Gobierno anterior, sino estaba en consonancia con la ideología. Se llevó adelante una campaña que estaba en consonancia con el proyecto de Pampa Azul. La idea de que quede operando el barco en Patagonia no es nueva, es una idea que hace tiempo que Fipca y Julio Urien la está madurando ya que no hay una actividad náutica deportiva. No hay actividad en toda la Patagonia y Puerto Deseado es un lugar donde puede afianzarse esta actividad con mínimas modificaciones a lo que ya hay en el
tema de amarras. Pero jamás se pensó ir a Malvinas, ese es otro de los mitos que hay que derribar. Si se pensó navegar Isla de los Estados y circunvalar Malvinas pero fue un proyecto que se habló en algún momento y nunca se definió más que nada porque son navegaciones muy complicadas donde el barco debe estar en perfectas condiciones y la tripulación debe ser óptima y con los tiempos de navegación de Fipca no daba para hacer navegación a Georgias a Sandwich del Sur.

¿Cómo fue vivir un mes y salir de Puerto Argentino?
Ya sabíamos que salíamos en Emergencia pero también que no podíamos dejarlo en manos británicas al velero, por una cuestión de principios. Cada uno de los seis tripulantes tuvo convicciones propias y colectivas, el colectivo era traer el barco. En lo personal yo soy Veterano de Malvinas, estuve en Río Gallegos en el ’82. Estoy en el sector que aún no ha sido reconocido a pesar de que uno de los muertos fue de mi unidad el RIM 24 y el nombre del mismo está en el Cenotafio de Darwin. Para mi era reivindicar eso que está ninguneado por todos los Gobiernos desde el ’83 en adelante. En lo personal hice una recorrida por los montes, me quedé dos días durmiendo entre las rocas y en las posiciones y busqué un poco de paz y entender estos 34 años desde el conflicto. Navegar allá es una delicia, es un paraíso. La reflexión que me queda es que es un paraíso que nos estamos perdiendo por una mala política, nosotros tenemos una política de confrontación cuando ellos se aprovisionan desde Uruguay y Chile, con lo cual la política de confrontación debería ser mucho más abierta o totalmente cerrada. Con esto deberíamos tomar medidas contra Uruguay y Chile que le brindan puertos para que un barco ls lleve alimentos una vez al mes. No lo hacemos por lo que todo queda a medio camino. Hoy en Malvinas hay 64 nacionalidades distintas, los tres mil habitantes de las Islas conforman una sociedad totalmente cosmopolita, con africanos, filipinos, malayos, de todo el Reino Unido, uruguayos, chilenos, bolivianos, menos argentinos. Eso es algo que tenemos que revertir. Navegarlo de regreso era algo pendiente, si nos teníamos que hundir con el barco nos hundíamos con el barco. Traerlo como sea, de la forma que sea pero no dejarlo allí, por un tema de amor propio. La salida que hicimos dijimos que no nos remolque nadie, fuimos varios los que dijimos que no nos toquen el velero y salir puramente a vela como navegaban los barcos antes. Navegar por esas islas es un placer, izar el pabellón argentino apenas salimos es algo que ninguno de los seis vamos a olvidar y era algo que teníamos pendiente, no dejarles el barco a ellos. Siempre decimos que este país se edificó de espaldas al mar y es algo que intentamos revertir los que afrontamos este compromiso.

¿Van a seguir navegando con “La Sanmartiniana”?
Lo que más nos interesa es que se nos despegue del tema de “La Cámpora” y todo lo que se muy manipulado y fue nocivo cuando Clarin mintió diciendo que el barco era de “La Cámpora” y nada que ver, el barco es de una fundación que a dura penas tiene recursos y que si bien se identifica con la izquierda peronista está totalmente acéfala respecto a la pertenencia, todos nos bancamos todo. YO ahora de Deseado me vuelvo a Buenos Aires pagándome mi pasaje y todo fue así de gente que tira para adelante y le pone huevos a las cosas y no acepta que el barco pase a propiedad de la corona.
Este país se hizo dándole la espalda al mar y no es una casualidad es una imposición, los Llamanas, los Guaraníes y otras etnias tenían tradición de navegantes, es una imposición de las grandes potencias y con eso nosotros nos sentimos identificados. Los recursos están en el agua y por eso estas potencias no quieren que la gente esté navegando el Atlántico Sur.

Cómo estaba compuesta la tripulación para el rescate?
Los nombres son Heraldo Wetthestien, José Bjerring, Carlos Bertola, Manuel Beenzi y Héctor Casenave (quien te habla).

Fuente y fotos: Héctor Casenave y agencia Sudakka

11 comentarios

Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here