«Contracongreso» de la Lengua en Facultad de Filosofía (UNC)

Mientras se desarrolle el Congreso Internacional de la Lengua Española en Córdoba, un importante grupo de intelectuales locales busca mostrar otra visión sobre la realidad cultural mediante el I Encuentro Internacional de Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos.



Se trata de una iniciativa llevada a cabo por la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), a través de un grupo de estudiantes, egresadxs y docentes, con la intención de visibilizar problemáticas vinculadas a la lengua y a las políticas lingüísticas, y con la convicción de que el respeto a la variabilidad lingüística constituye un derecho humano inalienable.



«Es así que, paralelamente al VII Congreso Internacional de la Lengua Española que se llevará a cabo en marzo del 2019 en la ciudad de Córdoba, nosotrxs proponemos tres días de actividades que tienen como propósito aportar al debate de la lengua desde una perspectiva latinoamericana, plural e inclusiva.

El 27, 28 y 29 de marzo del 2019, el I Encuentro Internacional: Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos se realizará en la ciudad de Córdoba. Entre las actividades propuestas habrá mesas con producción académica local e internacional, paneles con invitadxs destacadxs y un evento de cierre. Todas las actividades serán de carácter libre y gratuito», reza el comunicado.


Otra mirada
Ya el 5 de agosto pasado desde la Facultad de Filosofía la postura había quedado clara respecto del Cile 2019 (ver nota), que traerá a Córdoba personalidades como el rey de España. Entonces se emitió un comunicado sentando posición, que reproducimos.



La Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba se expresa en un manifiesto frente a la realización del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española y promoverá el Foro Latinoamericano de las lenguas (el 24 de agosto de 2018) y el 1° Encuentro Internacional: Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos en Latinoamérica (en marzo 2019), que propone una reflexión amplia, situada en la realidad Latinoamericana, sobre el problema de las lenguas y su articulación con políticas económicas, sociales, culturales, académicas, educativas y comunicacionales.



“El paradigma que entiende los derechos lingüísticos como derechos humanos advierte sobre los peligros que se manifiestan cuando determinados estados o instituciones buscan entronizar una lengua (o variedad de lengua) con un estatus simbólico superior, política que genera la creencia naturalizada en su superioridad (o carácter hegemónico), cuyo efecto inmediato es el desplazamiento de otras lenguas y variedades al nivel de lo dependiente, lo ilegítimo, lo desautorizado. La violencia de esta política lingüística no es sólo simbólica pues, por la relación de interpretancia existente entre lengua, cultura y hablantes, junto con la promoción de la superioridad de una lengua se legitima una sociocultura y a sus hablantes, con el desplazamiento consiguiente de otras lenguas, socioculturas y hablantes hacia una inscripción de marginalidad, dependencia, inferioridad, atraso y pobreza. Se trata de una clara violencia que posiciona a algunxs fuera de la cultura legítima y promueve procesos de alienación lingüística y vergüenza étnica o sociorregional”, señala el manifiesto.


En ese sentido, en oposición a esta política lingüística, se propone “una reflexión orientada por el respeto de lo plural y cambiante en toda lengua, por la visibilización de las experiencias irreductibles que se expresan en todas las lenguas y en las innúmeras variedades sociorregionales del castellano, por el reconocimiento de la plena ciudadanía de todxs lxs hablantes en condiciones de igualdad de derechos”.

“Nos posicionamos abiertamente en contra de toda celebración del multilingüismo y el multiculturalismo que obture la comprensión de las violencias y desiguales relaciones de fuerza que están en su base; en contra de toda celebración de la alteridad que, sin embargo, busca ordenarla y nombrarla de acuerdo a posiciones de poder existentes”, continúa.


Por último, afirma que “la universidad pública argentina debe cuidar y promover los derechos lingüísticos como un derecho humano irrenunciable, cimiento del derecho a la identidad, a la cultura y a la soberanía de los pueblos latinoamericanos”.

Podes leer el manifiesto completo y adherir aquí: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeymCqSeOKO2UwrRStCQXqBVkT4QQvnfebk3kiSKw_48t9UPQ/viewform


Deja un comentario

Paste your AdWords Remarketing code here